Sergio Moya

3 minute read

DISCLAIMER: This is a series of posts that are going to be written in Spanish because of two reasons: The content is just personal stuff, secondly because it may act as a guideline for some future Spanish Ultralight pilots and I decide to don’t let the language be a barrier.


Esta serie de posts pretenden dar una visión de como he vivido (y vivo) el proceso de obtención de la licencia de piloto ULM. Debo decir que a día de hoy tan solo tengo completada la parte teórica.

Espero sea de utilidad para aquellos que quieran dar el salto y no lo tengan claro. Incluso pueda servir de guía para esos primeros pasos.

Mirada al cielo. Desde bien pequeño él ha sido una de mis fascinaciones. No hablo del cielo como tal, más bien de todo lo que vemos y no vemos cuando miramos a él.

Nubes de varios tamaños y formas, pájaros que se deslizan entre ellas, aviones que pasan a gran altura e incluso satélites ocultos que “cuelgan” en el espacio… ¡la Luna! Todo ello me parece apasionante.

¡Astronauta! - Respondía siempre ante la inevitable pregunta. Lo tenía claro.

No, nunca dediqué un solo segundo a prepararme como astronauta, ni tan siquiera me lo planteé. Aquello quedó en un sueño infantil.

Hará cosa de cuatro o cinco años y casi por accidente, encontré una oferta para pilotar, durante una hora y junto con un instructor, un ULM.

Laminar Air fue la empresa a cargo del vuelo, ubicada en el aeródromo de Igualada-Òdena, Barcelona. Un Tecnam P96 Golf, un ala baja la mar de resultón, me esperaba ansioso en el campo de vuelo. El culpable de que años más tarde me lanzara a obtener la licencia de ULM.

Hace cosa de uno año, decidí volver a probar eso de pilotar. Por casa pululaba una vieja caja tipo “Wonderbox”, a la cual nunca le había podido encontrar su uso, pero que tal como recordaba incluía la experiencia “Piloto por un día”. No dudé ni un segundo.

Escola de vol “La Serra”, ubicada en el aeródromo de Mollerusa, Lleida. La experiencia incluía poder volar en dos ULM (completamente diferentes): un Tecnam P92 Echo, un ULM muy similar al que ya había pilotado con anterioridad (aunque este último sea un ala alta) y una réplica de un SE5a, un famoso biplano de la RAF que combatió en la WWI. Alucinante, ¿Cierto?

Salva fue el instructor a cargo del primer vuelo a bordo del Tecnam. Jimmy quien lo hizo a bordo del biplano. Un vídeo y un par de fotos valen más que mil palabras:

Volando el Tecnam con Salva

Volando en el SE5A con Jimmy

Junto con Jimmy

Al terminar, estuve conversando por más de cuarenta minutos con Jimmy, quien aparte de hacerme sentir como si estuviera en mi casa, me dio algunas pistas sobre el mundillo del ULM en España.

Ya no cabía duda alguna. Estaba decidido a convertirme en piloto de ULM. ¿Cuál iba a ser el siguiente paso?

Continuará…

comments powered by Disqus